El jamón ibérico protege el corazón y reduce el colesterol. Al tener ácidos grasos monoinsaturados y ácido oleico, el jamón ibérico de bellota es muy bueno para prevenir enfermedades cardiovasculares.
El jamón ibérico tiene un 50% de proteínas por lo que puede sustituir la alimentación con carnes rojas, peores para el sistema cardiovascular, porqué que el jamón es bajo en calorías, alrededor de 300 kcal. / 100 g por lo que no engorda tanto como un filete. El jamón tiene vitamina E y es antioxidante, más si se come con tomate. Tiene otras vitaminas como B1, B6, B12 y ácido fólico, beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento de sistema neuronal, el cerebro. También es rico en minerales como el cobre, esencial para los huesos y cartílagos, hierro y fósforo.